Las tribulaciones del camarada Lula y los chivos expiatorios de la crisis brasileña

#NoHabráGOlpe

“No habrá golpe”, el hashtag del oficialismo. Lula da Silva contra las cuerdas

SÃO PAULO.- Desde la retención del ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, el pasado viernes, para declarar por presunta participación en el esquema de corrupción que desangró a la estatal Petrobras, hasta la acusación interpuesta hoy por ocultación de patrimonio y otras acciones supuestamente ilícitas, diversas voces regionales se han alzado para prestar “solidaridad” al ex mandatario en apuros.

Nicolás Maduro fue uno de los primeros en dar su apoyo al ex presidente brasileño. Según el mandatario venezolano, Lula da Silva es víctima de un “ataque miserable”. De un tuitazo, Maduro eliminaba así toda sospecha que pudiera recaer sobre Lula y explicaba los verdaderos motivos de la investigación anticorrupción Lava Jato, que estremece al gigante del sur hace casi dos años. “Lula el camino ha sido largo y no han podido contigo, de este ataque miserable saldrás más fuerte, Venezuela te abraza”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter.

La verborragia tuitera del mandatario venezolano continuó a lo largo del día, en que replicó mensajes posteados por la cadena Telesur y otras redes oficialistas. “Burguesía brasileña teme a candidatura de Lula Da Silva”, “La derecha en Brasil quiere responsabilizar al Partido de los Trabajadores (PT) del caso Petrobras” y “PT denuncia operación política y espectáculo mediático contra Lula y su familia”, fueron algunos de los mensajes reproducidos por Maduro.

También desde Venezuela se pronunció el jefe de la bancada oficialista en la Asamblea Nacional, Héctor Rodríguez. “Al compañero Lula lo detuvieron porque tienen miedo que lance su candidatura a la presidencia y tiene más del 70% de apoyo!”, escribió en Twitter, citando una dudosa estadística, que más recuerda el índice de desaprobación que ostenta hoy la heredera política de Lula y actual jefa de Estado, Dilma Rousseff.

Rodríguez le puso nombre al enemigo del “compañero” Lula, cuando citó a “la derecha” -ese término extenso y amorfo- como verdadera responsable de las acusaciones que pesan sobre da Silva. “La derecha no tiene límites, no cree en la democracia, hoy detienen al compañero Lula y sin ninguna prueba lo acusan de corrupción”, aseveró en otro tuit. Olvida Rodríguez, como lo intenta el propio da Silva en su retórica, que los presuntos cómplices de Lula – algunos de ellos ya condenados en el marco de la misma investigación – son los propietarios de las mayores constructoras del país y núcleo de una élite nacional abastada, que ellos mismos suelen ubicar a la derecha, cuando de ideologías de trata.

Más al sur, desde un encuentro con dirigentes campesinos de una región cocalera, se alzó la voz de Evo Morales para mandarle un “saludo revolucionario” a Lula. El presidente boliviano también citó culpables y denunció que Estados Unidos está arremetiendo contra los presidentes y expresidentes antiimperialistas en la región. “¿Qué viene ahora del imperio? ¡Un escarmiento a presidentes y ex presidentes antimperialistas!”, apuntó Morales.

El espaldarazo cubano

Sin embargo, nadie fue más enérgico que el gobierno cubano, el único hasta ahora en adoptar el tema como un asunto de Estado, al punto del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) emitir un comunicado oficial.

Lo cierto es que la declaración del MiNREX es casi una reproducción de la Nota Oficial de la Presidencia del Partido de los Trabajadores y repite palabras y argumentos enarbolados por la organización política fundada por Lula en 1980. En ambos documentos prevalece la idea del “ataque contra la Constitución y la democracia en Brasil”, organizado por sectores “reaccionarios” y “conservadores”, apoyados por grupos de comunicación, para alcanzar un objetivo supremo, derrocar al gobierno democrático de la presidenta Dilma Rousseff.

Los amigos de Lula se apresan por eximirlo de responsabilidades ante las acusaciones de haber aceptado millonarios favores de las constructoras que desfalcaron a Petrobras. Se trata de las mismas constructoras que obtuvieron sustanciosos contratos para obras de infraestructura tanto en Cuba, como en Bolivia y Venezuela, muchos de ellos obtenidos gracias al cabildeo de Lula da Silva.

Lava Jato avanza

Lava Jato -lava coches en español- es el nombre de la operación que investiga los delitos de corrupción y lavado de activos en la estatal Petrobras, y que involucra a ejecutivos de la compañía, empresarios de las principales constructoras del país y políticos de varios partidos.

Desde su puesta en marcha, en marzo de 2014, Lava Jato ya deja un saldo de 66 condenados, 54 políticos investigados y 40 colaboradores eficaces; aquellos que contribuyen con la policía a cambio de una disminución del rigor de la pena. La operación se divide en fases, que se numeran según se han ido anunciando nuevas detenciones y allanamientos. Actualmente se encuentra en la fase 24.

Pero ahora las cosas se han complicado más para el ex mandatario brasileño.

La Fiscalía de Sao Paulo lo acusó formalmente este miércoles por ocultación de patrimonio, lavado de dinero y falsificación de documentos en relación a un apartamento que está a nombre de una constructora que está en el punto de mira por caso de corrupción en Petrobras.

La acusación implica a Lula y a su esposa, Marisa Leticia Lula da Silva, de ocultar que son dueños de un apartamento de lujo en la playa de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, sin que el inmueble aparezca en sus declaraciones de renta. El apartamento está a nombre de la constructora OAS, una de las investigadas en el caso Petrobras. Lula afirma que no es el propietario del apartamento, pero admitió que su esposa adquirió una participación pensando en una posible compra en 2005, al final de su primer mandato como jefe de Estado.

La nueva denuncia no está relacionada con el interrogatorio que enfrentó Lula el pasado viernes, pero agrava el proceso legal contra el ex mandatario.

La izquierda cierra filas

El Foro de São Paulo, un frente fundado por el propio PT en los 90 para congregar a partidos y grupos de izquierda latinoamericanos, le ha lanzado también el salvavidas a su creador y se presenta como plataforma de articulación del apoyo internacional al expresidente. Desde este lunes, la página de internet del Foro publica mensajes de “solidaridad con Lula”, enviadas por organizaciones políticas de izquierda de la región.

Resaltan los comunicados de una amenazante Central de Trabajadores de Argentina, que avisa: “Si tocan a uno, nos tocan a todos”; del dominicano Movimiento de Izquierda Unida, que habla de un “brutal y cobarde” atropello cometido en Brasil, así como la demanda del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de México, para que se respeten los derechos de Lula da Silva, así como su “integridad física”.

Asimismo, dejan mensajes a Lula el Frente Amplio de Costa Rica, los partidos comunistas de Cuba y Chile, y el Frente Guasú, una concertación de partidos de izquierda de Paraguay, presidida por el destituido expresidente Fernando Lugo, que, en el más vetusto argot de izquierdas, califica la investigación anticorrupción brasileña de “contraofensiva neo conservadora por parte de poderes facticos vinculados a los oscuros años de los que hemos sido víctimas todos los pueblos latinoamericanos”.

Unánime también es el llamado que hacen todos los participantes del Foro a las “fuerzas democráticas, de izquierdas y progresistas de la región” para articular esfuerzos en el apoyo a Lula, Dilma y al Partido de los Trabajadores, y, con ello, a la “democracia” de la región. Todo muy en sintonía con el llamado a sus seguidores, que hiciera el pasado viernes Lula da Silva, para retomar “la lucha en las calles”.

*Publicado simultáneamente en CaféFuerte.com

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Disminuyen ganancias del gobierno cubano con médicos en Brasil

mais_medicos_0SÃO PAULO.- El provechoso negocio de los servicios médicos cubanos en Brasil pasa por una considerable reducción de su rentabilidad este año y da indicios de que, a corto plazo, podría tornarse menos jugoso para el gobierno cubano, condicionada por la fuerte devaluación de la moneda brasileña y un posible recorte en la demanda futura de profesionales de la isla.

Desde la proclamación del Más Médicos, en julio de 2013, Brasil ha ingresado a la cuenta de la Organización Panamericana de la Salud (OPAS) más de 3,400 millones de reales -$1,294 millones de dólares, según el cambio vigente en las fechas de los desembolsos- en 15 pagos, conforme los registros del Fondo Nacional de Salud. Descontada la comisión de la OPAS y después de pagar los salarios de los profesionales, la transferencia de fondos a Cuba por los servicios médicos alcanza hoy los 2,282 millones de reales, lo equivalente a $866 millones de dólares.

Sin embargo, a partir de 2015, con la agudización de la crisis económica en Brasil y, principalmente, la devaluación que sufre su moneda, la rentabilidad del negocio va en picada. Brasil mantiene el salario de los médicos fijo en reales, por lo que, con el dólar 50% más caro con respecto a 2013 y 2014, Cuba ha perdido aproximadamente 34% de rentabilidad en el negocio. Así, los $233 millones de dólares embolsados en lo que va de 2015, hubiesen representado $353 millones de mantenerse el cambio vigente en los dos primeros años del programa. En la misma proporción, han menguado los ahorros y remesas en dólar a Cuba, que realizan los médicos a título personal.

Reducción de personal

Cuando faltan 10 meses para el fin del plazo de permanencia de los primeros contratados por el programa Más Médicos, Brasil iniciará en 2016 la tarea de sustituir a más de cinco mil galenos. Para llevar a cabo ese reemplazo, el país sudamericano podría prescindir de miles de médicos de cubanos cuyo contrato de tres años arribará a su término.

Al menos así se podría interpretar una alternativa presentada recientemente a las autoridades de salud de municipios y estados brasileños, que plantea reubicar a los médicos extranjeros en áreas “más complejas” y reservar las plazas de trabajo “más atractivas” para candidatos del país, como revelan documentos obtenidos por el diario Folha de São Paulo. La propuesta estimularía el cambio de los galenos foráneos por brasileños, en lugar de reponer a los que concluyen por nuevos ingresos desde Cuba.

Teniendo en cuenta que, de los 5,422 médicos cuyo contrato se acerca al vencimiento, aproximadamente 4,000 son cubanos, el contingente antillano podría menguar de manera considerable si se adopta esa sustitución. Proporcionalmente, decrecerían también los beneficios que obtiene el gobierno cubano por la apropiación forzosa de cerca de 70% del salario de los integrantes de su misión en Brasil.

Según la norma del Más Médicos, los profesionales extranjeros sin títulos reconocidos en Brasil pueden ejercer la Medicina solamente en los locales asignados por el programa y por un periodo máximo de tres años. El primer grupo de médicos contratados tendría que dejar el programa en agosto de 2016, seguido de dos grupos más numerosos en octubre y enero de 2017.

Un caso espinoso

Entre las autoridades de salud pública hay quienes defienden alterar las reglas y que se permita una renovación de los contratos. Sin embargo, ante las actuales dificultades que enfrenta el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff para aprobar sus proyectos en el Congreso, resulta difícil que se intente esa vía. Más aún en el caso espinoso de los médicos cubanos, en el que la oposición a Rousseff cuestiona la permisividad del gobierno ante la incautación salarial que practica La Habana y lo acusa de financiar de esta forma al régimen de Raúl Castro.

Probablemente el tema de la sustitución de tan significativo número de profesionales fue abordado en la reunión sostenida en La Habana por el entonces ministro brasileño de Salud, Arthur Chioro, uno de los principales entusiastas del programa Más Médicos, cuando viajó a la isla en abril pasado para discutir la cooperación tripartita Cuba, Brasil y la OPAS, que intermedia la contratación de la mano de obra mediante el cobro de una comisión de 5 % sobre el total de la transacción.

El ex titular de Salud aseguró posteriormente que la contratación de médicos extranjeros para suplir la demanda brasileña se extendería hasta 2026, fecha en que el país obtendría la autosuficiencia de personal médico. No obstante, todo lo acordado por el exministro Chioro puede haber cambiado radicalmente tras su defenestración el pasado 29 de septiembre, en una apremiante reforma ministerial promovida por Rousseff para ceder ministerios claves a sus aliados a cambio de apoyo político en el Congreso y en aras de una gobernabilidad mínima.

La misión cubana en Brasil está compuesta actualmente por 11,429 médicos. Según un balance oficial divulgado al cumplirse dos años del programa, que arrancó efectivamente en septiembre de 2013, 76 médicos cubanos habían abandonado la misión hasta la fecha, dejando la marca de una deserción a cada 10 días.

Deja un comentario

Archivado bajo Brasil, Cuba, Mais Médicos

Brasil profundiza sus negocios con la industria azucarera cubana

Central 5 de Septiembre, en la provincia de Cienfuegos, Cuba, administrado por  Odebrecht

Central 5 de Septiembre, en la provincia de Cienfuegos, Cuba, administrado por Odebrecht

Una ronda de negociaciones entre la misión comercial brasileña del sector bioenergético y el conglomerado cubano de empresas del azúcar AZCUBA, heredero del extinto Ministerio del Azúcar, arranca este miércoles en La Habana. En los tres días de evento, 12 empresas del gigante suramericano buscarán demostrarle a su contraparte los beneficios que pueden brindarle a la corroída industria azucarera de la isla.

La acción forma parte del proyecto internacional Brazil Sugarcane Bionergy Solution y fue organizada por el clúster brasileño de industrias alcoholeras, Apla, y la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones, buscando promover en Cuba los productos, equipos y tecnologías del pujante sector sucroalcoholero brasileño.

Años de acercamiento

Después de algunos años de acercamiento a Cuba, la misión espera estrechar vínculos comerciales, conforme explica Flávio Castelar, director ejecutivo de la Apla, confiado en una apertura cubana al mercado internacional.

Durante el encuentro en el hotel Melia Habana, a los empresarios brasileños les será presentado un panorama de la cadena productiva del azúcar en Cuba y recibirán una explicación detallada del proyecto del central 5 de Septiembre, de la provincia de Cienfuegos. El ingenio cienfueguero es administrado desde el 2012 por la firma brasileña Odebrecht, en un acuerdo inédito desde la intervención estatal del sector azucarero en Cuba.

La misión empresarial visitará también institutos de investigaciones y centrales azucareros en La Habana.

Desde el 2013, el gobierno cubano muestra interés en los avances del etanol brasileño y en la búsqueda de vías para rescatar la industria nacional del azúcar en un país que fue uno de los mayores productores del mundo. La producción azucarera cubana llegaba a los 8 millones de toneladas en la década de 1970 y se redujo a escasas 1,5 millones de toneladas en las últimas zafras, tras la aplicación de la resolución 77, que desactivó 70 complejos agroindustriales entre 2003 y 2004 y redujo al 60% los campos de caña, según cifras oficiales.

Brasil suministra tecnología a Cuba hace algún tiempo. Sin embargo, para recuperar los niveles de producción anteriores, el país necesitaría promover una extensa modernización de su obsoleto parque industrial. Una restructuración en la que Brasil podría aportar mucho, como uno de los líderes mundiales en biocombustibles y amparado en la ”buena relación entre los gobiernos”, explica Castelar.

Central 5 de Septiembre

La Compañía de Obras en Infraestructura (COI), subsidiaria de Odebrecht, fue la primera empresa extranjera a firmar un convenio con el monopolio estatal cubano AZCUBA para la administración de un central azucarero. Desde las nacionalizaciones de 1960, este es el primer caso de una gestión foránea sobre un ingenio cubano. El convenio prevé el manejo del central durante 13 años y una inversión de $60 millones, según declararon fuentes de la empresa en 2012, a raíz de la firma del acuerdo.

En el 2014, el subdirector general del central, Odlanier Rico Martínez, declaró a la prensa cubana que los créditos brasileños para la reactivación del 5 de Septiembre, concedidos por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), llegaban a $120 millones. El BNDES es el mismo financiador de la Odebrecht en el negocio del Puerto del Mariel.

En el ámbito energético, según Odlanier Rico, alrededor de $25 millones serán destinados a la biogeneración de energía eléctrica en el central, que planea verter más de 160 megawatts al día al sistema electroenergético nacional, “casi tanto como una de las plantas de la termoeléctrica de Cienfuegos”, explica el ejecutivo cubano.

Además de ejecutar la ampliación y modernización de la terminal de contenedores de Mariel, al oeste de La Habana, recientemente se anunció que el emporio brasileño de la construcción se encargará de la ampliación de la terminal internacional del aeropuerto José Martí de La Habana.

Etanol brasileño

La flota brasileña de vehículos bicombustibles supera al parque automotriz movido exclusivamente a gasolina desde el 2013.

De acuerdo con el Sindicato Nacional de la Industria de Componentes para Vehículos Automotrices, 47% de los coches que ruedan en el país tienen motores aptos para funcionar tanto con alcohol como con gasolina, mientras que 41% puede usar solamente el combustible fósil.

La producción del derivado del azúcar recibió un incentivo más desde marzo de este año, cuando el gobierno estipuló aumentar de 25 a 27% la cantidad de etanol diluido en toda la gasolina vendida en el país.

La producción brasileña de etanol superó los 26 mil millones de litros en la zafra 2013/2014 y crece a un ritmo superior a la producción de azúcar, que se espera llegue a los 42 millones de toneladas en la contienda actual.

*Informe publicado originalmente en CafeFuerte.com

Deja un comentario

Archivado bajo Brasil, Cuba, Negocios

Ministro de Educación de Brasil cree que médicos cubanos están bajo “régimen de esclavitud”

Renato Janine recibe el saludo de Dilma Rousseff durante su investidura como Ministro de Educación

Renato Janine recibe el saludo de Dilma Rousseff durante su investidura como Ministro de Educación

El nombre de Renato Janine Ribeiro como nuevo Ministro de Educación de Brasil provocó sorpresa y enorme euforia en varios sectores de la sociedad, transbordándose instantáneamente a las redes sociales. Pero quizás muchos de los entusiastas partidarios de Dilma Rousseff desconozcan las opiniones críticas del elegido acerca de temas cruciales para la jefa de Estado como el programa social de salud Más Médicos y el propio régimen de La Habana.

Para conducir la Educación, Rousseff se decantó por un filósofo y profesor de Ética y Filosofía Política en la Universidad de Sao Paulo (USP), curiosamente en tiempos en que la corrupción parece derretir al país. Janine, de 66 años, timará posesión del cargo el próximo 6 de abril.

En el 2013, cuando aún no soñaba con el ejecutivo y a raíz del lanzamiento del Más Médicos, Janine valoró positivamente el aspecto humano del programa, pero no pudo dejar de criticar el régimen de remuneración a que son sometidos los médicos cubanos. Los 11,429 cubanos de la misión médica en territorio brasileño representan el 80% de los participantes.

Al estilo imperial

En esa ocasión, Janine escribió en su página de Facebook que el hecho de que el dinero no sea pagado directamente a los médicos y en su lugar se le entregue al gobierno cubano, le recordada un régimen de esclavitud del Segundo Reinado del Brasil Imperial, donde los llamados esclavos a sueldo vendían sus servicios en el mercado y restituían una parte de las ganancias a sus dueños.

“El gobierno cubano los renta, recibe su parcela, los controla y les entrega apenas una parte. Eso no me gusta nada”, indicó el académico en un debate en las redes sociales.

El hoy flamante ministro defendió también que los médicos cubanos se sometiesen al examen de revalidación del título, un requisito para ejercer la profesión en Brasil del que los profesionales de la isla fueron exonerados por el actual convenio, lo que se mantiene como principal punto de discordia entre el gobierno y los gremios médicos de la nación suramericana.

Cambio de política

Janine sustituye a Cid Gomes, ex gobernador del estado de Ceará y aliado político de la presidenta, obligado a renunciar tras una acalorada discusión con el presidente del Congreso, cuando apenas cumplía 77 días en el cargo.

La convocatoria para el Ejecutivo a una figura como Janine representa una excepción y rompe con el clientelismo político contumaz y pragmático que definió la elección de los otros 38 ministros de Rousseff, escogidos entre las filas del propio Partido de los Trabajadores o entre aliados que componen su base mayoritaria del Congreso.

El descontento general con la política tradicional, ampliamente manifiesto por la población de todos los colores políticos, y el propio desgaste que sufre la presidenta – con apenas 12% de aprobación- se transformaron en simpatía hacia un hombre sin filiación partidaria.

Renato Janine Ribeiro parece ser hoy, aun sin juramentar el cargo, la cara simpática de este gobierno, la panacea para uno los sectores públicos más deficientes, la salvación de la “patria educadora” anunciada por Rousseff para su segundo mandato, la luz al final de páginas y páginas de diarios desbordados de noticias de corrupción, la “última esperanza” de hacer valer un voto que solo se podrá repetir en 2018 o la renovación de la fe en la capacidad de discernimiento de la jefa del Estado.

Las cosas por su nombre

El hombre de Sorbonne en el gobierno Rousseff llega con tareas ciclópeas, justo cuando su carpeta sufre el mayor corte presupuestario entre todos los ministerios, dentro de la política de reducción de inversiones y ajuste fiscal puesta en marcha por el gobierno.

Sin embargo, el gran desafío del ministro-filósofo podría ser conciliar la praxis de la política de Brasilia, inclinada a saborear ventajas a toda costa, con la ética que tanto aprecia por oficio.

Sobre las dictaduras, Janine no parece separarlas por colores políticos; ninguna es benigna. La definición del filósofo no deja dudas: “Ser tutelado por un idiota no es nada bueno. Y eso sucede en Cuba, por supuesto. Nos guste o no. El despotismo lúcido (suponiendo que fuese el caso cubano) se mantiene poco tiempo lúcido. Pronto los más idiotas o los más canallas toman el control y todo se va cuesta abajo”.

Divergencias así pueden resultar insalvables en un gobierno acostumbrado a cerrar filas y con tradición de simpatía hacia el régimen cubano. Del otro lado, por principio, lo ético no suele admitir relativizaciones.

*Publicado originalmente en CafeFuerte.com

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Brasil, Cuba, Mais Médicos

La fiscalía de Brasil “patina” en el español y acusa a Elias Jaua de adoctrinamiento revolucionario de menores brasileños en Venezuela

Ninos-Chavez

El Ministerio Público de Brasil (Fiscalía General) acaba de cometer un error garrafal de interpretación del idioma español. Ha confundido “la comunidad Brasil”, un barrio o urbanización de la ciudad de Cumaná, capital del estado venezolano de Sucre, con la colectividad brasileña.
Un descuido que lo ha llevado a abrir este lunes, 17 de noviembre, una investigación federal sobre la supuesta participación de menores brasileños en brigadas de adoctrinamiento en Venezuela, patrocinadas por el ministro venezolano de Comunas y Movimientos Sociales, Elías Jaua.
La información que desata la investigación – que aún puede desdoblarse en un conflicto diplomático – data del 9 de marzo de 2011 y está disponible en el sitio Ministerio del Poder Popular para las Comunas y los Movimientos Sociales, encabezado por Jaua desde septiembre de 2014.
Este es el párrafo que causa indignación a la fiscalía:
“Con la participación de 26 niños, niñas y adolescentes de la comunidad de Brasil, en el estado Sucre, y durante una semana, se conformó la Brigada de Comunicación Popular, la cual tendrá dentro de sus funciones transmitir todo los relacionado con los avances que en materia infanto-juvenil viene llevando adelante la revolución bolivariana.”

La investigación abierta por el fiscal Ailton Benedito de Souza de la oficina del estado de Goias interpreta que los “26 niños, niñas y adolescentes de la comunidad de Brasil” son de nacionalidad brasileña en lugar de habitantes del barrio Brasil, en Sucre, y pide explicaciones al gobierno de la presidente Dilma Rousseff para decidir si hubo omisión del Estado en este caso.
La fiscalía ha concedido un plazo de 10 días a la cancillería para manifestarse sobre los menores que habrían participado del entrenamiento de “revolución bolivariana y Brigadas Populares de Comunicación” en territorio chavizta.
Para aclarar las circunstancias del presunto adiestramiento, el oficio emitido por el Núcleo de Tutela Colectiva de la fiscalía demanda al gobierno de Rousseff que entregue los nombres de los menores, así como de sus padres o tutores; los nombres de los responsables por el viaje de los jóvenes; la descripción de todas las actividades realizadas durante la estadía en Venezuela y que responda si esta situación – calificada de “tráfico” por el documento – se mantiene en el actualidad.
Inducidos al error
Según el acta de la fiscalía, el punto de partida para la investigación sería la “noticia divulgada en la prensa brasileña de que Elias Jaua lleva, desde 2011, niños y adolescentes brasileños a Venezuela para enseñarles cómo instaurar la revolución bolivariana en Brasil”. Sucede que la controvertida noticia basa su supuesto destape en la información recogida por el sitio bolivariano desde 2011. (párrafo citado).
Medios de todo el continente se hacen eco hoy de la investigación abierta este lunes por el Ministerio Público Federal sobre esa supuesta participación de menores brasileños en el contingente de adoctrinamiento organizado por Jaua.
“Fiscalía de Brasil: Venezuela adoctrina menores brasileños desde 2011” (El Nuevo Herald, EE.UU.); “Fiscalía brasileña pide explicaciones por supuesto envío de niños a Venezuela” (El Nacional, de Chile); “Fiscalía brasileña exige explicación por envío de menores a Venezuela” (El Universal, Venezuela) y “Denuncian adoctrinamiento chavista de niños brasileños” (Crónica, México) son algunos de los titulares que se multiplican a partir de la información distribuida por la agencia EFE
¿Trastadas del “portunhol”?

Deja un comentario

Archivado bajo Brasil

Fulecando la ceremonia de apertura del Mundial 2014

Fulería 1 – Tabla escolar

Muy criticada en las redes sociales – todo pasa en ese ambiente,  la ceremonia de apertura de Brasil 2014 decepcionó. Al menos no se ha escuchado un alma atrevida a defenderla. Seiscientos bailarines no fueron capaces de cubrir el vasto espacio del campo y la coreografía, sin fuerza, no emocionó mientras  presentaba en tres actos “las joyas de Brasil: su naturaleza, su gente y su fútbol”.  “Tabla escolar” y “Presentación de colegio” fueron algunos de los calificativos que más se compartieron y daban el tono del sentir de los espectadores. En el país de los carnavales, la fiesta más vistosa y musical del planeta, la dirección del espectáculo corrió a cargo de una coreógrafa belga.

Fulería 2 – ¿Cúanto cuesta?
Según los organizadores, la ceremonia costó 18 millones de reales (aproximadamente 8,5 millones de dólares) por los cerca de 25 minutos de ceremonia.  En una lucida presentación de escuela de samba de Rio de Janeiro desfilan no menos de 3.000 personas durante 82 minutos y cuesta la mitad del evento FIFA.

Fulería 3 – Rousseff no escapa
La mandataria brasileña, precavidamente, escogió no pronunciar palabras de bienvenida para evitar el desplante de ser abucheada – así como sucedió en Copa Confederaciones – en la transmisión televisiva más vista del planeta. Joseph Blatter, presidente de la FIFA, mucho menos. Rousseff entró al estadio sin previo anuncio, casi al final de la ceremonia, y trató de mantener un perfil bajo. Aun así, en cuatro ocasiones, se oyeron insultos coreados desde varios sectores del estadio. Improperios feos, alejados de cualquier fair play, diría Blatter.

Fulería 4 – Ole, Ola
We are one (Somos uno, traduciendo al español) es la canción oficial de este mundial. Sólo no practicaron la unidad proclamada en esos versos los tres intérpretes invitados por la FIFA. Cada uno jugó por su lado.
JLo confirmó presencia en la inauguración 48 horas antes de la ceremonia y ensayó sola en la mañana del día 12. Claudia Leitte, diva del carnaval de Salvador de Bahia, soltó todo el “rebolado” brasileño y desafiaba a JLo con sus movimientos de cintura hasta el piso. ¿Y Pitbull? Bueno, ahí, haciendo lo que podía. El trio cantó por sobre una grabación y la coreografía iba saliendo del talento de cada uno. El público no se sabía la letra y el ritmo poco pegajoso no transmitía la alegría deseada.
Se extrañaron  himnos al entusiasmo como La copa de la vida  – Francia 98 – y el Waka, Waka de Sudáfrica 2010  – pedido a gritos por las redes sociales.  También – y mucho –  se extrañaron las cornetas y vuvuzelas, prohibidas en Brasil 2014.
De la canción We are one, también llamada de Ole, Ola, el periódico local Folha de Sao Paulo sentenció: “un poco de samba de gringo con algunos versos cantados por Claudia Leitte en portugués no alcanza. Ole, Ola no es nada, no entusiasma”.

Fulería 5 – Todavía ellos

En Brasil pocos conocen al cubanoamericano  Pitbull, hijo de emigrante cubano del éxodo de los 80. Jennifer Lopez  es más admirada por su figura que por su música y Claudia Leitte – muy conocida localmente – no es una unanimidad. ¿Escogió mal la FIFA su alineación?
Fuera de Brasil, se hacían la pregunta “¿Quién es la rubia al lado de JLo?”. Los comentarios en su mayoría elogiaban a la desconocida. Punto para la brasileña.

Fulería 6  – Samba de verdad
Ole, olá es también una preciosa samba de Chico Buarque compuesta en 1966.
Que a noite é criança/ Que o samba é menino/ Que a dor é tão velha que pode morrer/ Olê, olê, olê, olá/ Tem samba de sobra, quem sabe sambar

*Publicado originalmente en Terra: http://deportes.terra.com.mx/futbol/mundial-2014/br-2014/blog/2014/06/14/fulecando-la-ceremonia-de-apertura-del-mundial/

 

Deja un comentario

Archivado bajo Brasil

Menos médicos: Otros dos colaboradores cubanos abandonan la misión en Brasil

Los galenos Okanis Borrego y Raúl Vargas, participantes del programa Más Médicos desde el pasado noviembre, se sumaron este martes a la lista de deserciones de la misión en Brasil, que ya reporta nueve casos desde su lanzamiento en agosto de 2013.

En rueda de prensa convocada en Sao Paulo por la Asociación Médica Brasileña (AMB),  entidad que brindó apoyo a los dos profesionales cubanos para concretar el plan de abandono de la misión, los médicos afirmaron que el motivo que los llevó a tomar esta decisión fue sentirse “estafados por el gobierno cubano”.

“Desde que salió a la luz, con Ramona Matos, la diferencia de pago entre los médicos cubanos y los otros médicos extranjeros, pensé que me estaban engañando y decidí que era hora de abandonar este programa”, afirmó Vargas, de 51 años.

Vargas es natural de La Habana. Borrego, de 29 años, procede del poblado de San Juan y Martínez, en la provincia de Pinar del Río.

Según explicó el doctor cubano, sólo conocieron y firmaron el contrato de trabajo el día que dejaban el país. Al llegar a Brasil, ya con más acceso a la información, conocieron las diferencias salariales entre lo que paga el gobierno brasileño a todos los participantes del programa, independientemente de su nacionalidad, y lo que perciben los cubanos.

De los aproximadamente $5,000 dólares que Brasil estipula para cada profesional, el gobierno cubano -por mediación de la Organización Panamericana de Salud- se queda con 4 mil, reduciendo el salario de los cubanos a tan sólo 1000 dólares. Un valor, según cuentan Borrego y Vargas, insuficiente para el sustento en Brasil.

“Eso porque yo no fumo, los compañeros que fuman se las ven negras”, relató Vargas.

Denuncias y más denuncias

Los médicos cubanos hicieron público el contrato firmado entre ellos y la sociedad mercantil cubana Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos S.A. que establece la división del “estipendio” en cuotas, $600 dólares depositados en una cuenta en Cuba y $400 dólares más pagos en Brasil.

Tras amplias críticas recibidas desde varios sectores de la sociedad brasileña en relación al pago de los servidores cubanos, en febrero de este año el gobierno de Brasil anunció un aumento de salario de $245 dólares y la incorporación del valor depositado en Cuba al estipendio cobrado en Brasil.

Según el doctor Vargas, al mes siguiente del aumento los médicos cubanos en Brasil, que ya pasaban de 7 mil en la época, no tuvieron salario. “No nos pagaron nada en marzo, ningún médico cubano cobró ese mes”, aseveró Vargas.

Otro incumplimiento citado por los galenos fue la substracción del pago estipulado por el programa para acomodación inicial. El dinero está previsto para compra de utensilios básicos como ollas, electrodomésticos, camas y cubrir costos de mudanza. Un valor que, dependiendo de la región, varía de $5,000 a $15,000 dólares, como llega a ser en los casos de profesionales ubicados en los territorios del Amazonas y de áreas indígenas.

A pesar de encontrarse en una región intrincada, donde se accede por vía pluvial, los doctores cubanos sólo recibieron $1,000 dólares para los fines de instalación. La casa era dividida con dos médicas cubanas más y el acceso a internet tan precario al punto de impedirles la capacitación obligatoria que determina el programa.

La prohibición de circular libremente es otra de las denuncias lanzadas por los galenos. Conforme revelaron, para salir de la ciudad deberían informar al funcionario cubano responsable por el sector donde estaban ubicados.

Vargas reveló que el sistema de control es ineficiente dado el bajo número de jefes, las dimensiones de Brasil y el gran número de profesionales cubanos actuando en Brasil.

Planeando la salida

Hasta en casos esenciales, como salir del pueblo para ir a la ciudad más cercana a comprar ropa, la norma es escribirle al responsable, que se encuentra a cientos de kilómetros de distancia, y esperar una autorización, describió Vargas.

Ante tal situación, la opción era salir sin permiso. “Yo fui a los carnavales de Altamira, sin avisarle a nadie”, confesó Vargas.

Borrego y Vargas ejercían en Senador José Porfirio, una intrincada comunidad de poco más de 13 mil habitantes en el estado de Pará, región nordeste del país. Se atrevieron a salir del programa después de tomar conocimiento de la existencia de una iniciativa de ayuda al médico extranjero, patrocinada por la AMB. Según los médicos cubanos, le escribieron en febrero a la entidad y desde entonces mantuvieron contactos y ganaron confianza para dar el paso.

El pasado viernes los cubanos embarcaron en una lancha “voadeira” para navegar durante una hora el río Xingú hasta la ciudad de Victoria de Xingú. Desde allí, una hora más en carro hasta Altamira, ciudad-cabecera de municipio a una hora de vuelo de la capital del estado, Belén.

A partir de ese punto, un representante de la entidad viajó a Belén al encuentro de los médicos y los condujo a la ciudad de Sao Paulo para tramitar el pedido de refugio político que ostentan ahora. La Asociación promete emplearlos, inicialmente en una función burocrática interna, y ayudarlos en la preparación para la revalidación del título de medicina en Brasil.

Ni los primeros, ni los últimos

Los galenos cubanos expresaron su deseo de quedarse en Brasil.

“No me gustan los Estados Unidos. Creo que la vida puede ser mejor aquí y son mayores las posibilidades de revalidar mi título y ejercer la medicina, que es lo único que sé hacer”, expresó Vargas, que acumula 25 de profesión, cinco de ellos en misión en Venezuela y seis meses en Pakistán.

Para Vargas no existe un interés humanitario en los planes de formación de médicos en Cuba, sino una producción de mercancías, un negocio de exportación, afirmó ante un numeroso grupo de representantes de la prensa brasileña.

Según Borrego y Vargas, el caso de Ramona Matos, fue un ejemplo para ellos. La doctora Matos hizo historia como la primera médica cubana que salió de la misión en Brasil, poniendo en entredicho el Programa Más Médicos del gobierno de Rousseff con la revelación de detalles hasta entonces desconocidos,

Para Vargas, otros médicos seguirán el camino abierto por Ramona. “Muchos van a seguir ese camino, yo no voy a ser ni el primero, ni el último. Empezó con Ramona, después de mí, otros seguirán. Les digo, lo que no se puede tener es miedo”, concluyó.

*Texto publicado originalmente en Café Fuerte. (cafefuerte.com)

Deja un comentario

Archivado bajo Brasil, Mais Médicos